top of page
Publicar: Blog2 Post
  • Graciela Segovia

Parroquia del Señor y Virgen del Milagro.

El Arq. Rolando Flores recordó una de sus primeras obras en la actual Parroquia del Señor y Virgen del Milagro ubicada en el B° 23 de Agosto de la ciudad de Libertador.


En textuales palabras del Arq. Rolando Flores: "Soy hijo de un ex obrero de Ledesma y de una peluquera, estudie con una beca de la empresa ,de lo contrario me hubiera sido muy difícil graduarme en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de Tucumán,entre los años 1983 y 1990. Recibí una formación para planificar y hacer.

Los arquitectos estamos acostumbrados a dialogar con el cliente, para interpretar lo que quiere, lo que siente, lo que sueña, para después hacerlo realidad, es un ejercicio que hacemos de manera permanente y continua.

Cuando caminamos la ciudad también hacemos este ejercicio buscando soluciones a las diferentes situaciones que observamos, para mejorar y favorecer la vida en comunidad.

Mi primer trabajo como arquitecto fue un relevamiento de una vivienda… conocí a mi primer clienta que me invito a que haga el proyecto para una iglesia que pensaban hacer en el barrio 540 viviendas de nuestra ciudad. La ciudad creció hacia el Oeste y la demanda de mucha gente era un templo…

Era mi primera obra nueva y mi cliente nada más y nada menos pasó a ser Dios, el desafío… interpretar lo que el quería y lo que significa para nosotros, los cristianos.

Mi primer pensamiento fue hacer algo extraordinario con todo, sin escatimar nada para alcanzarlo… pero a medida que pasaba el tiempo entendí que lo que hiciera, tenía que reflejar lo que significa Dios."

Pensó "Dios es vida, ahora ¿cómo el edificio iba a tener vida?, un cuerpo con vida es un cuerpo que respira, como iba a darle vida a algo estático.

Pensé el edificio como un cuerpo que vive, que respira, para ello el aire que ingresa por las ventanas, por un principio de la física circula y es atraído por el aire caliente de la torre generando una corriente natural.

La forma es simple, son tres volúmenes que se vinculan armónicamente. El acceso esta separado y en su límite están dos torres pequeñas que son los confesionarios, que tienen la función de limpiar a los que ingresan, al mundo celestial desde el mundo terrenal. El espacio central o cuerpo principal tiene una leve pendiente hacia el altar, permite que todos los que participan del encuentro puedan ver desde cualquier sector del templo y participar sin ninguna barrera ni obstáculo.

El altar es la base de la torre, por donde ingresa la luz que cae directamente sobre el celebrante y finalmente el remate del altar que podría ser lo más exuberante, termina siendo una curva simple que simboliza lo que Dios es , lo más grandioso y al mismo tiempo lo más sencillo y simple que nos espera siempre con los brazos abiertos,

Cubrir semejante espacio era todo un desafío por eso hablo del milagro de la virgen, apareció un sacerdote que se puso al frente de la construcción, el padre Goyo que busco todos los medios posibles para lograr este objetivo, trabajo llenando personalmente las columnas de hormigón y también juntando el dinero para pagar materiales y mano de obra, muchas veces esperamos que las cosas sucedan, sin embargo Dios se vale de personas par lograr sus objetivos, formo parte de este milagro".

Recordó "No puedo dejar de mencionar al padre Pancho, que cumplió un rol trascendental en la aprobación del proyecto… recuerdo que tuvimos una reunión con el intendente José Alfredo Blanco y su gabinete en donde se trató de desalentar semejante emprendimiento, hasta el punto de querer cambiar el proyecto por uno más simple, con columnas intermedias, con dos naves laterales y una central similar al templo del Sagrado Corazón de Jesús, pero el padre Pancho se puso firme y dijo que la ayuda que solicitaba era para ejecutar mi proyecto y si no se aceptaba esta condición, lo íbamos a hacer de todas maneras… de nuevo otro milagro…en sostener la idea original y el Padre como protagonista en esta etapa.

Las misas se daban en el obrador que quedo de la construcción de los barrios 540, 240 y 518 viviendas, tuvo la categoría de Vicaria, mientras comenzaba a pocos metros el replanteo para la construcción del gran templo en una primera etapa, la providencia me puso como funcionario en la municipalidad y como Secretario de Obras y Servicios Públicos en la gestión del intendente Javier Guzmán le dimos un gran impulso, recuerdo que trabajo a cargo de la obra el capataz Marcos, una persona con mucho conocimiento de obra, además de detallista y prolijo pero por sobre todo con un gran compromiso.

La comisión pro templo llevaba la maqueta por todos lados buscando fondos, Fernández, Pedro Giménez y un grupo de mujeres como doña Elsa Ebes, la señora de Ajalla, no dimensionaron el valor, no solo económico sino significativo de semejante empresa,ellos también formaron parte de este gran milagro de la virgen.

Encontraron un arquitecto que quiso interpretar el sueño de muchos, sin tomar dimensión de lo que se encaraba, quizás este fue el secreto para hacer semejante obra y que a lo largo de mi vida personal y profesional me marco para siempre.

Hoy todavía falta concretar la torre, es una tarea pendiente que seguramente será realizada por otros, que como aquellos pioneros dejen de pensar en como y se embarquen nuevamente en este sueño.

Hoy el padre Ernesto está al frente, recibió de parte del obispo Cesar Daniel Fernández el reconocimiento como parroquia, ama su Iglesia construyo los altares para el Señor y la Virgen del Milagro , las aulas para catequesis y busca permanentemente que la fiesta tome mas relevancia año tras año".

Cerró "En algún momento se planteó:

¿Qué es más importante el templo o la pastoral?

Seguramente las dos cosas, el templo como casa que nos cobija como comunidad, pero también no debemos olvidarnos que como comunidad debemos trabajar todos los días por acercarnos al que no tiene, al que sufre para consolarlo y ayudarlo, ser el templo que cobija y que esta en cada ser humano que lo necesita, no necesitamos ser millonarios para ayudar solo tener la voluntad y la empatía

para hacerlo".


0 comentarios
bottom of page