top of page
Publicar: Blog2 Post
  • unidadrodriguez231

Orgullo y Gloria: Homenajeando a las Malvinas desde los cielos.

Desde el 2 de abril, el patriotismo de muchos argentinos resono en la Republica Argentina, adorando al veterano sobreviviente que participo del conflicto armado entre el Reino Unido y nuestro pais en el gobierno del ex-dictador Leopoldo Galtieri, que ordeno la ocupacion de las islas controladas por el pais britanico desde 1833.

En el dia de hoy, remarcamos la vida de Martin Alejandro Olmos, suboficial de la Fuerza Aerea Argentina, que iza la bandera de nuestro pais como paracaidista y servidor de una de las ramas de las Fuerzas Armadas Argentinas.

Nacido un 8 de octubre de 1969 Libertador Gral San Martin, la vida del suboficial Olmos pareceria que se destinaba a una vida con un fondo militar, empezando desde los 15 años donde su madre lo habia inscripto para que se uniera a la Fuerza Aerea y preparandose como todo aspirante. Viajo a Cordoba en el sistema de ferrocarril con partida desde San Salvador de Jujuy, viaje que lo cambiaria al haber ingresado a la FAA, egresando en 1989 en tercer lugar y luego ser incluido en la 1ra Brigada Aerea conocida como "El Palomar".

Volviendo al feriado del 2 de abril pasado, el homenaje que realizo el suboficial Lomos fue haber saltado desde un avion con equipamiento paracaidista y el detalle mas importante: la bandera de nuestro pais con las Malvinas, reflejando orgullo de color azul y patriotismo con un sol resplandeciente amarillento.

Tambien conto con la participacion de ex-miembros de la Fuerza Aerea y Ejercito Argentino, veteranos de la Guerra de 1982:

Suboficial Mayor Rodriguez (izquierda) de la FAA, Suboficial Mayor Martin Olmos (centro) y Oficial Bercesi del Ejercito Argentino (Compañia Comando 2 en Malvinas) combatiente como segundo jefe (derecha)


En este cuadragesimo aniversario de la Guerra, el veterano con vida y las pobres almas de los 649 caidos en combate reflejan el triste desenlace que sufrio el pais en ese Junio de 1982, y lamentablemente deja una herida que para muchos argentinos/as nunca, jamás cicatrizará.

0 comentarios

Comments


bottom of page