top of page
Publicar: Blog2 Post
  • Foto del escritorErica Gurrieri

Calilegua: La accidentada noche de Blues

Dos de los exponentes más importantes del blues a nivel nacional e internacional tocaron con 2 guitarras criollas en una suerte de fogón en las instalaciones de Arte Bar a consecuencia de falta de los permisos para realizar eventos por parte del dueño del local.



El jefe del área de Sumario de la unidad regional N°4,Favio Chaile Denis se presentó cuando Ricardo Tapia y Daniel Raffo estaban por empezar a tocar. Unas 100 personas se encontraban en el lugar cuando de repente la voz de la autoridad se hizo escuchar “Este evento no está autorizado, por lo tanto le pedimos que se retiren y que apaguen esos equipos". El local no está habilitado, no tiene ninguna habilitación comercial, ni policial para realizar este evento y están infringiendo el artículo 30 inc. 1 de la ley 5955/16”. Todos un poco asombrados empezaron a silbar y pedir que toquen al menos una canción, es entonces que Ricardo Tapia cantante de La Misisipi habló por micrófono y dijo “Mire oficial con todo respeto le digo, nosotros hicimos más 1000 kilómetros para venir y tocar un rato para la gente que está aquí”. “Lo siento mucho, no es mi problema” contestó la autoridad. El artista, el dueño del local, los músicos y la policía no lograban ponerse de acuerdo es entonces que los más de 40 policías comenzaron a pedir a los presentes que se retiren. Agobiado por la situación y ante la inflexibilidad de las autoridades policiales Ricardo encontró una solución. “Es posible que yo pueda tocar con mi guitarra acá abajo”. “Usted puede hacer lo que quiera” Es entonces que Ricardo, Daniel se aproximaron y participaron de un improvisado fogón debajo del escenario. Dos guitarras criollas animaron la noche, Ricardo con esa ríspida voz cantando temas clásicos de Blues, Rock y una primera guitarra con un Daniel Raffo inspirado hicieron un show inolvidable a la luz de la luna.










1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 comentario


mamvrake
16 may 2022

Vívido artículo, justo lo que quería saber de lo que fue esa noche que me perdí. Gracias!

Me gusta
bottom of page